dimarts, 24 d’abril de 2018

Salud, premiumnización y convenience, impulsan a la pasta

Las dos categorías del mercado han conseguido registrar valores positivos
Salud, premiumnización y convenience, impulsan a la pasta
En el mercado de pasta la mejor noticia fue la vuelta a sendas alcistas de la pasta seca, que amplió tanto su volumen de ventas como su valor en un 2%.En el mercado de pasta la mejor noticia fue la vuelta a sendas alcistas de la pasta seca, que amplió tanto su volumen de ventas como su valor en un 2%.// FOTO: 123RF
Innovación y ampliación de gamas basadas en factores como la salud, la premiumnización y la conveniencia son las bases sobre las que se apoya el mercado de pasta para crecer. En un año, además, en el que las dos categorías del mercado (seca y fresca) han conseguido registrar valores positivos. Por un lado, la pasta seca logra revertir sus números y recuperar una senda alcista, y, por otro, la pasta fresca que continúa ampliando sus ventas, tanto en volumen como en valor, a un ritmo superior al 10%.
El mercado de pasta, en su conjunto, pasa por un buen momento. Si en años pasados la pasta seca registraba pérdidas y la fresca mantenía un ritmo imparable, el pasado ejercicio puede ser calificado como el de la recuperación e impulso de la pasta seca, así como el de la reconfirmación de la categoría fresca. De acuerdo con los datos facilitados por la consultora IRI, empresa de información de mercado del sector de retail y FMCG, para el TAM noviembre/diciembre de 2017, el mercado de pasta incrementó su volumen de ventas total en un 2,4% y su valor en un 3,9%, hasta los 196,7 millones de kilos y los 384,5 millones de euros.
En el mercado de pasta la mejor noticia fue la vuelta a sendas alcistas de la pasta seca, que amplió tanto su volumen de ventas como su valor en un 2%
Es una buena noticia la vuelta a sendas alcistas de la categoría de pasta seca, que amplió tanto su volumen de ventas como su valor en un 2%, alcanzando los 185,1 millones de kilos y los 301,7 millones de euros. Y también es muy positivo el que, pese al empuje de la categoría seca, la pasta fresca mantenga crecimientos a doble dígito al registrar un aumento en volumen de ventas del 9,4% (hasta los 11,6 millones de kilos) y en valor del 11,5% (pasando de 74,2 a 82,7 millones de euros). Interesante resaltar también otro dato: según los últimos datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para el TAM noviembre de 2017, el consumo per cápita de pasta creció de 4,05 a 4,2 kilos, un 3,7% más.
Las razones de este positivo comportamiento del mercado de pasta se deben a diferentes factores, como son la ampliación de gamas como resultado de la innovación y su alineación con tendencias como la salud, la personalización (con productos adaptados a determinados targets), la premiumnización o la conveniencia, pero también a que su identificación con etiquetas como "natural" u "original" (en el caso de los nuevos cortes, por ejemplo). Razones todas ellas que integran las demandas actuales de los consumidores.
El incremento del nivel de confianza del consumidor ha repercutido también, indican desde la consultora IRI, en la categoría de pasta fresca, un producto considerado Premium al relacionarse directamente con calidad y seguridad en la compra. Etiqueta que queda reflejada en las referencias que se van incorporando al mercado, como los nuevos rellenos, que pretenden cubrir la demanda por parte del consumidor de novedades que aporten valor añadido a productos ya de por si considerados "gourmet".
También la etiqueta Premium está favoreciendo a la categoría de pasta seca, segmento en el que se están produciendo importantes crecimientos de la mano de productos ligados a lo "natural" y al "origen", o con especializaciones como las elaboradas con molde de bronce, cortes diferenciales (gran tamaño). Y, por supuesto, a segmentos como los de las pastas integrales, sin gluten o ecológicas.
Calidad, diferenciación y salud marcan el paso del mercado de pasta. Sin perder de vista otra tendencia en la que también encuentran acomodo estos productos: la personalización, el que cada consumidor pueda crear "su producto" para acceder a sus propias experiencias alimentarias. Y en ello están involucradas las empresas que operan en el sector, con nuevos desarrollos (como la forma de preparar la pasta o la incorporación de los considerados superalimentos) que puedan aportar valor y crecimiento a la categoría.
El "resurgir" de la pasta seca
El pasado ejercicio se puede considerar como el del "resurgimiento" de la pasta seca. Quizá sea algo exagerado, pero los datos que cosechados invitan al optimismo. Con un volumen de ventas de 185,1 millones de kilos (+2%) y un valor de las mismas de 301,7 millones de euros (+2%), la pasta seca retornó a valores positivos tras algunos años de estancamiento. Un mercado en el que el conjunto de las MDD reúnen una cuota en volumen del 68,2% (126,2 millones de kilos) y en valor del 52,7% (159,1 millones de euros), con un incremento en ambos casos del 1,2%.
Dentro de la pasta seca, la categoría de tenedor es la que registra mayores ventas, tanto en volumen como en valor, frente a la categoría de cuchara. Con una cuota del volumen total del 81,3% (150,4 millones de kilos) y en valor del 83,7% (252,7 millones de euros), la categoría tenedor fue el que impulsó a la pasta seca al registrar un crecimiento del 2,4% en volumen y del 2,5% en valor, frente a la inmovilidad de la categoría cuchara.
El segmento integral de las pastas secas fue el que mejores resultados registró, incrementando su volumen de ventas hasta los 4,4 millones de kilos
De entre todos los segmentos de la categoría de pasta seca tenedor, los principales incrementos los registraron los de pasta seca especial, integral y de colores. El segmento de pasta especial fue la que más avanzó en el TAM diciembre 2017 al aumentar su volumen de ventas un 18% (pasando de 3,9 a 4,6 millones de kilos) y su valor en un 19,9% (hasta los 21,9 millones de euros). En el lado positivo también se colocó el segmento integral, con avances de orden de un 28% en volumen y de un 25,7% en valor, fijando sus ventas en los 4,4 millones de kilos y los 9,8 millones de euros. Por su parte, el segmento de pasta seca de colores añadió a su volumen un 4,3% y a su valor un 2,2%. Por contra, el segmento de pasta normal se movió en incrementos más discretos (1,1 y 0,5%) y el resto se mantuvieron estables o recortaron sus ventas.
La fresca, suma y sigue
Si la evolución de la pasta seca fue una buena noticia, la de la pasta fresca parece no tener freno. Para el periodo TAM noviembre de 2017, los datos de IRI sitúan su volumen de ventas en los 11,6 millones de kilos y el valor de las mismas en los 82,7 millones de euros, lo que representa unos incrementos del 9,4% y del 11,5% respectivamente. Por lo que respecta a las MDD, sus cuotas ascienden al 64,6% en volumen (7,5 millones de kilos) y al 48,7% en valor (40,3 millones de euros), con subidas del 11,1 y del 13,3%.
La evolución por segmentos fue muy pareja. Mientras la pasta fresca rellena (la que acapara mayor volumen y valor de ventas) añadió a su volumen un 9,2% y la no rellena un 10%, en valor el incremento porcentual de la rellena fue de un 11,6% y el de la no rellena de un 10,9%.
La pasta fresca sigue manteniendo crecimientos a dos dígitos, superando los 82 millones de euros en valor de ventas
De entre los segmentos de la pasta fresca rellena hay que destacar los incrementos conseguidos por el subsegmento de rellena de verdura (17% en volumen y 19% en valor) que le sitúan en primera posición en ambos valores con 2,3 millones de kilos vendidos por un valor de 20,2 millones de euros. El subsegmento en el que se recogen otros rellenos distintos a carne, verdura y queso, también excelentes registros con subidas del 22,3% en volumen y del 18,2% en valor.
Suben discount y súper
En cuanto a los canales que prefieren los consumidores españoles para adquirir pasta (con un gasto medio anual de 19,6 euros), los supermercados y autoservicios fueron los que recogieron mayores ventas en valor -según los datos facilitados por Kantar Worldpanel para el TAM3 de 2017- con el 54,6% del total (dos puntos porcentuales más que en el mismo periodo del año anterior). Les siguieron los discount con un 19,1% (seis décimas más), los hipermercados con un 19,8% (cuatro décimas menos) y los especialistas con un 1,9% (1,7 puntos menos).
Hay que destacar los incrementos conseguidos por el subsegmento de pasta fresca rellena de verdura
Los número de compradores de pasta seca se situó en el periodo analizado en los 16,9 millones (+0,1%), que realizaron un gasto medio anual de 15,4 euros (+1,5%) y un gasto medio por acto de comrpa de 1,4 euros (-2,5%). Esos compradores de pasta seca prefirieron hacerlo en los supermercados y autoservicios, que canalizaron el 56,4% del valor total de las ventas, seguidos por los hipermercados con un 18,3% y los discounts con un 18,1%.
Por último, los que se decidieron por comprar pasta fresca (5,7 millones, +4%) realizaron un gasto medio anual de 12,7 euros (+3,8%) preferentemente en los supermercados y autoservicios (48,2%), seguidos de los hipermercados (25,3%) y los discounts (23%).
Puede leer el informe de mercado completo en el nº 1644 de la revista ARAL

http://www.revistaaral.com/es/notices/2018/04/salud-premiumnizacion-y-convenience-impulsan-a-la-pasta-79475.php?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=salud-premiumnizacion-y-convenience-impulsan-a-la-pasta#.Wt9d4MiFPIV