Convivencia Cívica Catalana (CCC), la entidad presidida por Francisco Caja, la añoranza de 1939

Resultado de imagen de convivencia civica catalana


Convivencia Cívica Catalana ve en peligro "1 de cada 6 empleos" en caso de independencia

Convivencia Cívica Catalana (CCC), la entidad presidida por Francisco Caja,

Convivencia Cívica Catalana o la añoranza de 1939

Es bastante divertido ver el trasiego actual de una plataforma ultranacionalista española como ‘Convivencia Cívica Catalana’, nacida en 1998 para luchar contra la Ley de política lingüística del Parlamento de Cataluña. Lo es, por un lado, porque el grueso de la sociedad catalana le ha pasado por encima; y por otro, porque han aparecido otras plataformas de la misma raíz totalitaria que le han quitado protagonismo y que la han adelantada por la derecha. Y todo, además, en muy poco tiempo. Por ello, empujada por el despecho, CCC busca ahora su minuto de gloria pidiendo que las señales de tráfico de Cataluña estén rotuladas también en español, por más que la lengua propia del país sea el catalán. Ellos, naturalmente, a Cataluña, no llaman “país”, lo llaman “territorio”, porque las colonias no son países, son posesiones. Y una posesión que no parece una posesión es una afrenta.
Convivencia Cívica Catalana (CCC), la entidad presidida por Francisco Caja,Fundación para la Defensa de la Nación Española
Fundación para la Defensa de la Nación Española
http://nodulo.org/ec/2006/n048p01.htm
La argumentación, si se puede decir así, sobre la que CCC sustenta su demanda dice que Cataluña “es un territorio bilingüe” y que no rotular en español “lesiona no tan sólo los derechos lingüísticos de la mitad de los ciudadanos de Cataluña”, o del Estado español “que nos visitan, sino que constituye un obstáculo para la correcta comprensión de los mensajes viarios para conductores no catalanoparlantes”. Pero este argumento hace reír, ya que se desmonta solo y muestra la ideología totalitaria que hay detrás. En primer lugar, si Cataluña, como dicen, es bilingüe, ¿cómo puede ser que haya catalanes que no entienden el catalán? ¿Bilingüe significa dominio de dos lenguas, independientemente del uso que se haga de las mismas, no? Es decir, que en un país “bilingüe” ambas lenguas son entendidas por todos. De otro modo no sería bilingüe. ¡Qué gol en propia puerta, ¿no?, señores de CCC! El nacionalismo español se sacó de la manga el término “bilingüismo” para impedir que la lengua catalana tuviera en Cataluña el mismo estatus que el español en España y ahora se encuentra que se vuelve en su contra. A esto se llama el cazador cazado.
Pero hay más. De hecho son tan conscientes de que el término “bilingüismo” les supone una trampa, que no les queda más remedio que recurrir a los españoles “que nos visitan” para intentar justificar la rotulación en lengua española. Los principios absolutistas de CCC son así: un señor de Toledo debe poder circular por las carreteras catalanas como si no se hubiera movido de Toledo, pero un ‘Vigatà’ no puede circular por España como si no se hubiera movido de Vic. ¿Y por qué no? ¿Cuál es la diferencia entre uno y otro? Hombre, pues que el señor de Toledo es un ciudadano del imperio, un ciudadano superior, mientras que el señor de Vic es un ciudadano de las colonias, un ciudadano inferior. He aquí la razón por la que ningún gobierno español, ya sea del PP o del PSOE, ha querido declarar cooficial la lengua catalana en España.
Si prestamos atención, veremos que todo concuerda perfectamente con el intento de obligar a los maestros a impartir las clases en español en Cataluña, con solo que haya un alumno que lo solicite. Y es que, según ellos, un alumno de padres imperiales vale por treinta alumnos catalanes. Al revés, mira por dónde, no es posible. Lo mismo ocurre con la rotulación vial. Saben que una lengua minorizada, que no aparece nunca sola en ningún rotulación, es decir, que siempre va acompañada de una poderosa, se convierte en superflua, innecesaria y, en definitiva, completamente inútil. Y eso es lo que pretenden. Pobre CCC, debe de ser duro, muy duro, sentir tanta añoranza de 1939 y ver que el siglo XXI avanza indiferente. Les queda el 20-N, eso sí, pero es tan poquita cosa, ¿verdad ?
Resultado de imagen de convivencia civica catalana
NACIÓ DIGITAL
http://www.naciodigital.cat/opinio/10355/convivencia/civica/catalana/enyor/1939
El abogado, Ángel Escolano, y el presidente de Convivencia Cívica Catalana, Francisco Caja, entidad que ha representado a los padres de las últimas sentencias del Supremo que pedían el cumplimiento de la ley (foto: LVdB).
http://nabarralde.eus/es/convivencia-civica-catalana-o-la-anoranza-de-1939/

Entrades populars d'aquest blog

Mesa de Salomón (rey de Israel, 978-931 a. C.) –conocida también como Tabla o Espejo de Salomón