diumenge, 18 d’agost de 2019

La Ultraderecha Vox es líder entre los militares Españoles y adelanta al PP en los cuarteles de la Guardia Civil

Vox es líder entre los militares y adelanta al PP en los cuarteles de la Guardia Civil

Si las elecciones se celebrasen solo en los cuarteles, Abascal podría ser el presidente del Gobierno con el apoyo de Casado y Rivera

Foto: Santiago Abascal, líder de Vox, posa junto a un legionario. (EFE)
Santiago Abascal, líder de Vox, posa junto a un legionario. (EFE)
Vuelco electoral en los cuerpos de naturaleza militar. El Partido Popular, hasta ahora hegemónico entre el Ejército y la Guardia Civil, sufre un desplome histórico en los cuarteles y cede la mayor parte de su electorado a Vox y Ciudadanos, que le 'sorpassan' en todos los casos estudiados.
Este periódico ha analizado los resultados electorales en 21 de las principales comandancias de la Guardia Civil y en 9 bases militares por toda España para descubrir unas elecciones generales desconocidas: las de los hombres de armas. Los datos muestran un panorama semejante al del domingo, pero amplificado: el PP se hunde un 26%, diez puntos más que en el 28-A, y Vox avanza entre 6 y 12 puntos porcentuales más que en el resto de la sociedad.
Por cuarteles, los militares apuestan por un Gobierno dirigido por Santiago Abascal y con el apoyo de Casado y RiveraEntre los tres acumulan un 60% del voto. En la Guardia Civil también el tripartito conservador sería la primera opción, aunque es probable que con el 49,8% de los apoyos tuvieran que encontrar un socio minoritario. En ninguno de los dos casos la suma de PSOE y Podemos tendría posibilidades de gobierno.
Las derechas sumarían para gobernar en las bases militares y casi en todas las comandancias de la Guardia Civil
A diferencia del militar, el voto de la Guardia Civil mantiene estrecha relación con la dirección del voto del entorno de cada acuartelamiento. Así, en las Comandancias de Badajoz, Huelva y Palma de Mallorca arrasa el PSOE, mientras que en Bilbao votan al PNV y en Madrid y Valencia a Ciudadanos. Hay sorpresas, como que en la sección de la Dirección General del cuerpo en Madrid, en pleno barrio de Chamberí, el 37% de los altos cargos haya votado a Vox, uno de los porcentajes más altos que se han registrado en España. O que en la Comandancia de San Sebastián en Intxaurrondo, epicentro de la guerra contra ETA, Bildu (11,8%) se imponga al 7,9% de Vox.
Vox gana en las comandancias de Sevilla y Málaga, pero no obtiene casi ningún respaldo en las de Bilbao y Santiago de Compostela. El PSOE es el partido más votado en 8 de los 21 casos estudiados, por 4 victorias para Ciudadanos y 3 para el PP.
Con respecto a 2016, las izquierdas de la Benemérita pierden un 5% del votoy se intercambian: si antes Podemos estaba por delante del PSOE, ahora los de Sánchez casi duplican en votos a los morados. Las derechas se mantienen en cuanto a volumen, pero cambian por completo: el PP pasa de casi triplicar a Ciudadanos a ponerse por detrás, con Vox entre medias.
Lo de Vox con el Ejército se parece al milagro del pan y los peces: ha pasado del 0,4% de apoyo al 22,1% en solo tres años. Uno de cada cinco militares en España, estimados en 130.000 personas, votó por Abascal el pasado domingo cuando nunca antes lo había hecho. ¿Y quién podía decirle al PP en 2016, con su flamante 42% en los cuarteles, que pocos meses después sería la cuarta fuerza política?
En la base militar de El Goloso, al norte de Madrid, Vox alcanzó el 41% pese a que se abstuvo la mitad del censo, mientras que en Sant Clement Sescebes, un pequeño pueblo 'indepe' en Girona con un importante acuartelamiento, Abascal se anotó un 14,6%, de largo su récord en Cataluña. En 5 de los 9 casos analizados gana el partido ultraderechista, sin duda beneficiado por el golpe de efecto a diez días de las elecciones, cuando Espinosa de los Monteros anunció el fichaje de cuatro exmilitares para sus listas.
Vox gana en 5 de los 9 cuarteles analizados, y en los demás lo hacen formaciones conservadoras como Ciudadanos, con una sola excepción: la base 'hippie' de Morón de la Frontera, en Sevilla. Allí, el PSOE gana con un 43,3% seguido por Unidas Podemos, con el 18,9%. Además, es el único cuartel en el que sumarían las izquierdas y no las derechas.

Nota metodológica

Se han utilizado los datos de voto por sección censal publicados por 'El País' y 'El Diario' recientemente. Se trata de las actas proporcionadas por las subdelegaciones del Gobierno y son de carácter provisional hasta que la Junta Electoral las haga oficiales.
El voto de las bases militares y comandancias de la Guardia Civil procede de sus correspondientes secciones censales, por lo que podría incluir el voto de vecinos cercanos pero que nada tienen que ver con estas instituciones. Asimismo, se han descartado las secciones censales de cuarteles que incluían varias manzanas de la ciudad para no desvirtuar los datos.

Casi la mitad de los españoles desconfía de la independencia del Tribunal Supremo

Casi la mitad de los españoles desconfía de la independencia del Tribunal Supremo


Un 44% de los españoles cree que la independencia del Alto Tribunal es bastante baja o muy baja y un 60% expresa poca confianza o ninguna confianza en los jueces españoles


Casi la mitad de los españoles desconfía de la independencia del Tribunal Supremo
El presidente de la Sala II del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, en los Cursos de Verano de El Escorial la semana pasada (Nacho Calonge / EFE)
Un 44,2% de los españoles considera que el grado de independencia del Tribunal Supremo es “bastante bajo” o “muy bajo”. Es un dato que arroja el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de julio y que no es nada baladí. El Alto Tribunal emitirá la sentencia del juicio al 1-O y el procés en los próximos meses. Sólo un 29,8% de los encuestados opina que el grado de independencia del tribunal es “muy alto” o “bastante alto”.
La cifra de los que desconfían de la independencia del Supremo sube al 66,2% en el caso de los catalanes. En Catalunya, sólo un 20,2% de los entrevistados cree que el grado de independencia es alto o muy alto.
Si se extiende la pregunta al total de los jueces, un 50,8% cree que el grado de independencia es “bastante bajo” o “muy bajo” y sólo un 29,4% lo ve al revés. En Catalunya, la desconfianza de los magistrados en general roza el 70%. En esa tesitura, casi un 60% –59,4%– expresa que tiene “poca confianza” o “ninguna confianza” en la figura del juez en España, mientras que un 34,1% opina lo contrario.
Además, un 48% cree que la Administración de Justicia “funciona mal o muy mal” y un 24,1% cree que es “regular”. En Catalunya, la cifra de los que opina que funciona mal o muy mal sube al 62,2%.
Entre los motivos más citados a la hora de emitir la valoración el más corriente es que las penas son blandas (31,6%), que la justicia está politizada (26,7%), que hay mucha burocracia (25,3%), que el trato es discriminatorio (24,8%) o que hay mucha corrupción (20,4%). De hecho, un 60,9% considera que las leyes españolas son “muy blandas” con los que comenten delitos de especial gravedad o con uso de violencia. Pero en Catalunya, el motivo más nombrado es que la justicia está politizada (35,5%).

Desconocimiento del Poder Judicial

Teniendo en cuenta todas las valoraciones anteriores, no es de extrañar que un 79,4% de los entrevistados vea muy necesaria o bastante necesaria una reforma de la justicia española. Pero un 47,7% de los encuestados desconoce la existencia del órgano de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por un 51,7% que afirma conocer la institución. En esa línea, un 44,2% de las personas encuestadas no sabe como se eligen a los miembros del Poder Judicial y un 24% dice “tener alguna idea” pero no la certeza. Sólo el 16,4% afirma conocer el mecanismo.
El Poder Judicial está ahora pendiente de renovaciónLas Cortes deben proponer los cambios y así se les ha reclamado en más de una ocasión desde el mundo judicial a los dirigentes políticos. Pero la mayoría de personas entrevistadas abogan porque sean los jueces quienes elijan a los miembros del CGPJ (22,5%) o que haya un sistema mixto entre Congreso y Senado y los propios jueces (26,9%).

Los jueces, mejor valorados que los políticos

Pese a las valoraciones negativas sobre el sistema judicial, los ciudadanos depositan más confianza en los jueces (31,2%) que en el poder legislativo (16,5%) o el Ejecutivo (11,9%).Y es que en este barómetro, los políticos son la segunda preocupación para los españoles, sólo por detrás del paro, y por segundo mes consecutivo marcan máximos históricos. En Catalunya, no obstante, la institución que merece más confianza es el Parlamento (30,7%), por delante de los jueces (15,8%) y del Gobierno (11,3%).
La valoración que hacen los españoles en el barómetro del CIS sobre la justicia llega después de que en noviembre del año pasado se filtraran unos mensajes del entonces portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, en el marco de las negociaciones para la renovación del Poder Judicial. El popular, exdirector general del Cuerpo Nacional de la Policía, apuntaba a sus compañeros de bancada que aunque perdían la mayoría de vocales en el órgano de los jueces, con la presidencia de Manuel Marchena tenían controlada la Sala Penal “desde detrás”. No sólo la cuestión catalana es competencia de la Sala Penal (Sala II), los casos de corrupción de los partidos también acaban en esa misma sala.
Marchena es el presidente de esa sala y ha encabezado a los siete magistrados que juzgan el 1-O en el Alto Tribunal y será el ponente de la sentencia, prevista como pronto para septiembre. Era el hombre propuesto por el PP para presidir el Poder Judicial y el Tribunal Supremo –y la Sala especial 61, que resuelve sobre la ilegalización de los partidos políticos y las recusaciones–, un cargo que todavía ostenta Carlos Lesmes. Al salir a la luz pública los mensajes de Cosidó, el magistrado del Supremo rechazó la presidencia del CGPJ y el Poder Judicial ha quedado pendiente de renovación.
Las encuestas para elaborar el barómetro del CIS se realizaron entre el 1 y el 11 de julio, con el juicio a los líderes independentistas ya visto para sentencia y sin tener en cuenta la investidura fallida de Pedro Sánchez y el fracaso de las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos.

Más de 36.000 dependientes mueren en Cataluña esperando la prestación

Más de 36.000 dependientes mueren en Cataluña esperando la prestación

Los fallecidos no percibían la ayuda pese a haber vencido el plazo de valoración y elaboración de su programa individual de atención

Imagen de archivo de una anciana y una cuidadora en una residencia.
Imagen de archivo de una anciana y una cuidadora en una residencia. ULY MARTÍN
Un total de 102.719 personas han muerto en Catalunya, desde que entró en vigor la Ley de Dependencia en 2006, antes de resolverse el programa individual de atención (PIA). De estos, 36.154 han fallecido una vez vencido el plazo máximo legal de tres meses de elaboración del programa desde la resolución de su grado de dependencia.
El PIA, que realizan los servicios sociales públicos, determina las modalidades de intervención más adecuadas a las necesidades de las personas en situación de dependencia en lo que se refiere a los servicios y las prestaciones económicas previstas en la resolución por su grado y nivel.
En una respuesta parlamentaria a una pregunta del PP, el conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Chakir El Homrani, ha explicado que desde la entrada en vigor de la ley ha habido 686.320 solicitudes de valoraciones iniciales de grado de dependencia y 502.500 procedimientos iniciales de PIA abiertos.

Fuera de plazo

De las 102.719 personas fallecidas, 40.693 defunciones —5,93% sobre el total de valoraciones iniciales de grado— y 62.026 defunciones —12,34% sobre el total de procedimientos iniciales de PIA— se produjeron en el proceso de elaboración del programa individual.
En lo que se refiere a las 40.693 defunciones en el proceso de valoración de la dependencia, con una media de edad de 81,99 años, un total de 28.549 lo han hecho dentro de plazo, mientras que 12.144 lo han hecho fuera del plazo legal —más de tres meses. De los 62.026 defunciones en el proceso de elaboración del PIA, con una media de edad de 82,59 años, 38.016 lo han hecho dentro de plazo, mientras que 24.010 más allá de los tres meses del plazo máximo. En total, 36.154 personas murieron en Cataluña sin percibir la ayuda aunque el plazo para valorarla había vencido.
En el mismo periodo, en Barcelona ha habido 157.587 solicitudes de valoraciones iniciales de grado de dependencia y 109.543 procedimientos iniciales de PIA abiertos, y han muerto 28.563 personas.

La microbiota intestinal influye en la sensibilidad a la insulina de los pacientes obesos

La microbiota intestinal influye en la sensibilidad a la insulina de los pacientes obesos

Los microbios que habitan en nuestro intestino llevan a cabo numerosas funciones como sintetizar las vitaminas o modular nuestro sistema inmunitario, metabolismo y nivel de glucosa en sangre.
Estudios recientes han mostrado que la microbiota intestinal podría afectar a la respuesta de nuestro organismo a la insulina, una hormona que ayuda a la glucosa a penetrar en las células y que pueda así utilizarse como energía. Esto ha empujado a numerosos investigadores a estudiar el uso de la microbiota intestinal para mejorar la obesidad asociada a deficiencias en la glucemia, ya que  la sensibilidad a la insulina y la glucemia elevada, también conocida como resistencia a la insulina, son frecuentes en pacientes obesos y diabéticos. En pacientes con obesidad y otras enfermedades metabólicas como la diabetes tipo 2, por ejemplo, se ha vinculado los desequilibrios de la microbiota intestinal a la resistencia a la insulina.
Habitualmente, se recurre a las intervenciones en el estilo de vida para mejorar la sensibilidad a la insulina, mediante la pérdida de peso inducida por la restricción calórica, la mejora de la calidad de la dieta con un mayor consumo de fibra y de antioxidantes y el incremento de la actividad física, pero la mejora de la sensibilidad a la insulina varía considerablemente entre los individuos.
Investigadores de varias instituciones francesas, en colaboración con la Universidad Tufts de Boston (Estados Unidos), han intentado dilucidar cómo la restricción calórica podría mejorar la sensibilidad a la insulina. Han explorado asimismo el posible vínculo entre los cambios en el microbioma intestinal, la biología del huésped, como el índice de masa corporal (IMC), el tejido graso y la genética, y diversos factores del estilo de vida, incluidas la actividad física y la dieta.  Los autores del estudio han analizado la sensibilidad a la insulina, los cambios en la microbiota intestinal y el metabolismo en 27 pacientes con sobrepeso u obesidad, a los que han sometido a una dieta hipocalórica durante 6 semanas.
Los autores han concluido que con la dieta baja en calorías se producía una reducción del IMC y de la grasa corporal, así como un incremento de la sensibilidad a la insulina. Curiosamente, los investigadores también han identificado 10 especies de bacterias intestinales asociadas a una mejora de la sensibilidad a la insulina. Han observado asimismo un fuerte vínculo entre la mejora de la sensibilidad a la insulina y una disminución significativa de los aminoácidos de cadena ramificada (BCAA por sus siglas en inglés), tras seguir la dieta baja en calorías durante 6 semanas. Esto concuerda con estudios anteriores que documentaron un vínculo entre bacterias intestinales específicas y la resistencia a la insulina y un incremento de los niveles de BCAA en ratones. Los BCAA se componen de la leucina, la isoleucina y la valina y se encuentran entre los nueve aminoácidos esenciales que desempeñan diversos procesos metabólicos y fisiológicos en el organismo. Además de la ingestión de alimentos, la microbiota intestinal regularía los niveles de BCAA en la sangre que podrían afectar a la sensibilidad a la insulina, especialmente en respuesta a una alimentación rica en calorías.
Se trata del primer estudio de este tipo que identifica nuevos vínculos entre niveles de glucosa, factores del estilo de vida y microbiota intestinal tras una dieta hipocalórica durante 6 semanas. La obesidad es una enfermedad multifactorial y centrarse en la microbiota intestinal podría formar parte de un enfoque integrador para tratar enfermedades metabólicas como la obesidad en el futuro.

Referencia: Dao MC, Sokolovska N, Brazeilles R, et al. A Data Integration Multi-Omics Approach to Study Calorie Restriction-Induced Changes in Insulin Sensitivity. Front Physiol. 2019;9:1958. doi:10.3389/fphys.2018.01958
Allison Clark
Allison Clark
Allison Clark tiene un máster de nutrición y salud por la Universitat Oberta de Catalunya así como un máster de periodismo. Es escritora independiente y nutricionista, y ha escrito diversas revisiones por pares sobre el papel de la microbiota intestinal en la salud, las enfermedades y el rendimiento en los ejercicios de resistencia. A Allison le fascina el papel de la dieta y la microbiota intestinal en la salud y las enfermedades. Sígala en Twitter @Heal_your_Gut

https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/la-microbiota-intestinal-influye-en-la-sensibilidad-a-la-insulina-de-los-pacientes-obesos/

El Ministerio de Ciencia financia un estudio de la Universidad de Navarra sobre microbiota y prevención de la obesidad

El proyecto del Centro de Investigación en Nutrición ha obtenido una subvención de 120.000 euros para tres años
Descripcion de la imagen
 
22/07/19 14:33 Elena Ojer
El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, a través de la convocatoria "Retos de Investigación", ha concedido un proyecto presentado por el Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra. El proyecto está liderado por los investigadores Fermín Milagro y José Ignacio Riezu. además, integran el equipo investigador las doctoras Paula Aranaz y Ana Romo.
“El objetivo principal del proyecto es estudiar el papel que juega la microbiota en la regulación del metabolismo energético, en especial en el desarrollo de obesidad y sus comorbilidades (resistencia a la insulina, factores de riesgo cardiovascular), tanto a través de los metabolitos producidos por la microbiota (conocidos como postbióticos) como de los microRNAs producidos por la microbiota o procedentes de los alimentos”, explica Fermín Milagro. El impacto de la propuesta se basa en la posibilidad de utilizar los resultados como nuevas estrategias terapéuticas para prevenir y tratar la obesidad y las enfermedades asociadas, así como para ayudar a disminuir el gasto público que actualmente supone esta enfermedad.
“Esperamos obtener tres tipos de resultados a largo plazo”, avanza Milagro. “Por un lado, la posibilidad de obtener nuevos biomarcadores (metagenómicos, metabolómicos y miRNAómicos) útiles en la detección temprana de personas con elevado riesgo de padecer obesidad y sus comorbilidades. En segundo lugar, el estudio nos permitirá descubrir nuevos probióticos y posbióticos que puedan contribuir al control del peso y la adiposidad corporal; y en tercer lugar, identificar miRNAs de origen alimentario, bacteriano o eucariota, que podrían facilitar nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de la obesidad”, concluye.
El proyecto ha obtenido una subvención total de 120.000 euros para los años 2019, 2020 y 2021.

Vox es líder entre los militares y adelanta al PP en los cuarteles de la Guardia Civil Si las elecciones se celebrasen solo en los cua...